Manual de SRV © – Página 12

 

Anterior     – pag. 12 –     Siguiente
Traducción 2011

… es seguida por una barra y una o más pistas secundarias (separadas cada una por una barra), si es necesario un mayor afinamiento del target. La pista “evento” se usa a veces como pista segundaria final para focalizar a un visor remoto en la actividad del objetivo. Después de las pistas primaria y secundaria viene un identificador temporal específico que se coloca entre paréntesis. Como regla general, cada objetivo debe tener una pista primaria y por lo menos una pista secundaria (si se necesita) así como un identificador temporal. El formato de la pista principal de un target es el siguiente:

Pista primaria / Primera pista secundaria / Segunda pista secundaria (Identificador de Tiempo)
Los siguientes son algunos ejemplos de pistas principales del objetivo que utilizan el formato segmentado.

Ejemplo 1
Napoleón Bonaparte / Batalla de Waterloo / Evento (1815)
Ejemplo 2
Asesinato de John F. Kennedy / Evento (22 Noviembre 1963)
Ejemplo 3
Nagasaki / Destrucción nuclear / Evento (9 Agosto 1945)

Una pista principal efectiva debe empezar con un conocimiento, no con una conclusión. Los errores en la construcción de pistas, normalmente son la consecuencia de colocar una conclusión analítica en la misma pista. El propósito de una sesión de visión remota es el de reunir información de acontecimientos conocidos, por lo que esas conclusiones se pueden hacer durante el análisis posterior de la información. Por ejemplo, una pista principal escrita incorrectamente, que contenga una conclusión podría ser: “Asesinato de John F. Kennedy / Conspiración”. En esta pista, uno está asumiendo que hay una conspiración en el asesinato. Con la visión remota uno debe construir un caso para una conclusión basada en información observable. Si hubo una conspiración en el asesinato de J.F.K. esto debe ser establecido desde los datos de los sucesos y de las personas y no dando como pista la idea de conspiración.

Ya que la visión remota siempre obtiene información descriptiva acerca de la gente, cosas y eventos, más tarde la mente consciente debe sacar conclusiones basadas en la información suministrada por los datos de la sesión. Por ejemplo, a un visor remoto se le puede ordenar una sesión sobre el asesinato de J.F.K. (que es un evento en sí mismo). Entonces al viewer se le pueden dar varios ejercicios de movimiento y pistas para obtener una compilación de datos tan completos como sea posible. En el análisis que sigue a la sesión de visión remota, el analista pueda examinar los datos en busca de cualquier evidencia de conspiración. Por ejemplo, los datos pueden mostrar más de un origen de disparos en el evento. Pero uno no puede ir a una sesión asumiendo que allí habrá más de un origen de los mismos. Eso predispondría el proceso de recolección de información. Volviendo a este principio importante, los datos son recogidos usando pistas neutrales sobre el objetivo y todas las conclusiones…

Anterior     – pag. 12 –     Siguiente

Manual de SRV © – Página 11

 

Anterior     – pag. 11 –     Siguiente
Traducción 2011

… tanta ambigüedad como sea posible.

Aquí presentaré una de las formas más modernas de construcción de pistas de objetivo que ha usado The Farsight Institute. También se usan otros modos de pistas dependiendo de las necesidades de la sesión. Ninguno de estos modos es mejor ni peor que los demás; solo son cosas diferentes.

Para ordenar (task) un objetivo, se necesita una “Definición del objetivo”. Una definición completa del target tiene distintas partes pero estas se dividen en tres grupos: (1) Parámetros de la visión, (2) la pista principal y (3) una lista de calificativos.

PARAMETROS DE LA VISION

Los parámetros de la visión pueden contener una serie de componentes. Suelen empezar con una declaración de las coordenadas del objetivo. A continuación viene la pista principal, como se describe más abajo. Las coordenadas y la pista principal (essential cue) se sitúan en la parte superior de la pista del objetivo (documento con los datos para la sesión) para que de esta manera el analista, que clasifica grandes pilas de objetivos, pueda encontrar el que busca con tan sólo mirar el encabezado de las páginas.

Después de la pista principal hay dos parámetros primarios de visión. El primero es el rango del objetivo. Este da instrucciones generales del tipo de información que es permisible en la sesión. Por ejemplo, el rango limita normalmente la información sólo a tangibles e intangibles que se encuentran en el target. Al principio esto parece obvio. Sin embargo, todos los objetivos se mezclan con otras áreas y es fácil para la mente subespacial, seguir rastros en los límites de la información. Por ejemplo, el target puede ser una persona concreta en una playa del Ecuador, en un momento especifico. Pero esa persona puede estar pensando en un esquimal cazando un oso polar en el Ártico. Si un visor remoto sigue esa percepción, podrá describir osos polares en la playa.

A continuación viene el segundo parámetro de la visión. Este especifica el marco de tiempo del objetivo. Muchos experimentos han verificado que hay una continuidad completa de existencia con un número infinito de líneas temporales, tanto pasado, presente como futuro. La mente subespacial es capaz de percibir de la misma forma cualquiera de ellas. Por ello, es necesario solicitar a la mente subespacial que localice los objetivos tal como existen en marcos concretos de tiempo, así como realidades que estén estrechamente conectadas con nuestro presente. Tras el segundo parámetro de visión se indica la pista del objetivo (target cue), que incluye la pista principal y los calificativos.

LA PISTA PRINCIPAL

Normalmente la pista principal es una simple declaración o frase que describe el núcleo básico
del objetivo. La pista principal es a la vez simple y directa. A veces se usa una estructura segmentada para escribirla. La pista tiene varias partes, cada una de las cuales se separa con una barra (/). La primera parte de la pista principal se llama “pista primaria” (primary cue). La pista primaria es el mayor identificador del objetivo. Todo lo que sigue es un refinamiento del identificador primario. De este modo si el target es un lugar o persona conocidos, la primera parte debe ser el nombre del sitio o de la persona. La pista primaria…

Anterior     – pag. 11 –     Siguiente

Manual de SRV © – Página 10

 

Anterior     – pag. 10 –     Siguiente
Traducción 2011

PISTAS DEL OBJETIVO

Escribir una pista del objetivo efectiva es uno de los criterios más importantes de la visión remota. La pista del target identifica al objetivo. La pista es el evento real, persona, objeto o cualquier otro tipo de cosa que vaya a ser el foco de la sesión de visión remota. Normalmente, al visor remoto no se le da la pista del objetivo hasta que ha completado la sesión. Con la Información de Tipo 5 (doblemente-ciega), tampoco se le da la pista al monitor hasta que se ha acabado la sesión.

La pista inicial del objetivo se facilita junto con las coordenadas de este. Normalmente, la persona que asigna las tareas (tasker) tiene una hoja o trozo de papel en el que están escritas las coordenadas y la pista del objetivo. En los casos de Información de Tipo 5 el tasker solo le da al monitor las coordenadas del objetivo (normalmente por teléfono, fax o correo electrónico).

La experiencia ha demostrado claramente que la mente subespacial del visor remoto tiene conocimiento instantáneo del significado de las coordenadas del objetivo y una sesión empieza obteniendo inmediatamente información relativa a la pista del objetivo. Los humanos perciben de forma diferente la información obtenida de la visión remota.

Por ejemplo, si se le dice a alguien que vaya a una habitación y vea lo que hay en ella, seguramente esta persona necesitará un poco de información adicional. La orden de entrar en una habitación y mirar, es vaga. Aunque la mayoría de gente no se sentirá incómoda sabiendo que probablemente será capaz de clasificar las cosas una vez esté en su interior. Cuando empiece a mirar alrededor podrá hacer un inventario del contenido de la habitación. Su mente consciente podrá estar completamente ocupada cuando entre en la habitación, y la mayoría de personas actuarían satisfactoriamente (a esta solicitud), aunque no tuvieran expectativas
previas sobre el contenido de esta.

Con la visión remota, el visor tiene la ayuda mínima de su mente consciente. El visor no podría recorrer toda la habitación con la vista, evaluar la importancia de todo lo que percibe, tomar decisiones lógicas para determinar cuales son las cosas importantes a observar y clasificarlas en orden.

La experiencia de la visión remota es más pasiva; el visor percibe lo que hay allí pero solo tiene unas capacidades de evaluación limitadas. Por lo tanto, para que la visión remota sea más exitosa es necesario compensar la falta de ayuda de la mente consciente. Para conseguirlo se crea una pista (cue) muy específica respecto a lo que se desea de la mente subespacial del visor.

En el Instituto Farsight evitamos pistas de objetivo excesivamente vagas. Por ejemplo, si uno prepara una tarea cuya pista es una persona (solo el nombre de la persona), entonces un visor acertaría por completo si los datos que observase fueran cualquier cosa relacionada con esa persona en cualquier momento de su vida. Incluso se podría dar como información certera una fantasía que la persona haya tenido durante su descanso para la comida. En tal situación la elección de lo que se debe percibir está determinada por las preferencias personales de la mente subespacial del visor. Para evitar este problema de subjetividad, las instrucciones en la pista (cue) deben eliminar …

Anterior     – pag. 10 –     Siguiente

Manual de SRV © – Página 9

 

Anterior     – pag. 9 –     Siguiente
Traducción 2011

…, mecanismo por el cual logran su talento, su dependencia de “sentir” la información puede causar problemas de exactitud. La mente consciente de una persona puede disfrazar información para hacerla sentir de forma correcta, cuando de hecho no es correcta en absoluto. Además, debido a que es difícil interpretar el “sabor” de la información psíquica mientras se está recogiendo, la mayor parte de los naturales tienen resultados satisfactorios, de forma muy irregular.

Hacia el final de 1997, The Farsight Institute había formado a un gran número de personas en las bases de la Visión Remota Científica, con la experiencia de esta enseñanza como fondo, hemos identificado un claro patrón. Cualquier persona con una inteligencia media o superior, aparentemente puede ser formada para ver remotamente con una precisión considerable. Ciertas experiencias vitales y bases educativas a veces ayudan en el proceso. En unas clases
de introducción de una semana de duración en The Farsight Institute, todos o casi todos los alumnos tiene experiencias exitosas de visión remota y normalmente los instructores esperan que la mayoría de sesiones realizadas después del tercer día contengan algún material que se relacione de forma obvia con el target.

Parte del proceso de aprendizaje consiste en ayudar a los participantes a incrementar la precisión con la que identificar e interpretar la información que proviene del subespacio. Todos los aspectos del objetivo tienen un “sentir” particular. Los nuevos visores empiezan a aprender que estos aspectos se sienten al nivel de una intuición.

Además, los alumnos del Farsight Institute que practican meditación ya tienen un buen sentido intuitivo del subespacio. Su entrenamiento inicial avanza rápidamente desde el aprendizaje de los mecanismos de SRV hacia la discriminación avanzada entre complejas características del objetivo. Quien practica meditación, a menudo discierne nuevas cosas y tiene experiencias de visión remota con mayor grado de profundidad o penetración, de una manera más rápida que aquellos que no practican meditación. Por supuesto, hay excepciones: muchos alumnos de visión remota son muy buenos desde el principio aunque nunca hayan meditado.

Una vez completada esta pequeña discusión sobre visión remota, estamos listos para explicar el mecanismo del proceso y como funciona. Empezaremos esto en el siguiente capítulo explicando como identificamos un objetivo, usando el llamado “target cue” o señal del objetivo.

Anterior     – pag. 9 –     Siguiente

Manual de SRV © – Página 8

 

Anterior     – pag. 8 –     Siguiente
Traducción 2011

El subespacio humano no trasmite al cerebro imágenes claras de alta resolución, y este hecho es útil en el proceso de aprendizaje de SRV. Si un estudiante afirma que el o ella percibe una imagen clara del objetivo, será casi seguro que esta imagen se haya originado en la imaginación del visor en lugar de producirse desde el subespacio.

Esto no significa que la experiencia de visión remota, de relativa baja resolución, sea inferior a una experiencia visual basada en la visión ocular. Recuerde que el total de los cinco sentidos -más el sentido del reino subespacial- opera durante el proceso de visión remota. De esta manera es posible obtener una gran cantidad de información diversa y de penetración. La experiencia de ver remotamente es sencillamente diferente de la experiencia física de la observación, no siendo ni superior ni inferior.

El contacto de un visor remoto con un target puede ser tan íntimo que se usa el nuevo término “bilocación” para describir la experiencia. Aproximadamente a la mitad de una sesión, el visor remoto a menudo empieza a sentir que el o ella está en dos lugares a la vez. La velocidad a la que se recibe la información en este punto, normalmente es muy rápida y el viewer tiene que registrar tanta como le sea posible en un periodo de tiempo relativamente corto.

 

 La experiencia ha demostrado que cada visor es atraído hacia ciertos aspectos de cada target, y no todos son atraídos por el mismo aspecto. Un visor puede percibir la condición psicológica de la gente que está en el lugar del objetivo, mientras que otro visor puede fijarse en su salud física. Otro viewer puede concentrarse en los atributos físicos del entorno local del objetivo.  Por ejemplo, una vez asigné a un grupo de estudiantes un target correspondiente a la explosión de una bomba. Uno de los alumnos era un Doctor y otro era un fotógrafo. Cuando terminó la sesión recibí el trabajo de cada estudiante.

La clase entera había percibido el incidente de la bomba, pero el Doctor describía detalladamente las características físicas de las víctimas, incluyendo todos sus problemas médicos resultantes de la explosión. Por otro lado, la sesión del fotógrafo se leía más como un análisis detallado de las características físicas del evento, incluyendo una
descripción precisa del terreno geográfico donde tuvo lugar la explosión.

De este modo, los visores remotos entran en una sesión con lo que ya tienen -sus propias personalidades- Los visores avanzados equilibran esas atracciones porque su entrenamiento está diseñado para extraer una colección comprensible de datos. Pero incluso bajo las mejores circunstancias, es inevitable cierto grado de enfoque personal en cada visor.

Por esta razón, para cualquier proyecto usamos una serie de visores remotos avanzados. Cada visor contribuirá con algo único al resultado total y un buen análisis puede poner juntas las piezas del puzzle para obtener el análisis más completo del objetivo.

Entonces, debes preguntar ¿quien debería ver remotamente?

En este campo hay una distinción entre naturales y visores entrenados. Generalmente nos referimos a los visores remotos naturales como “psíquicos”, o cuando el contexto es claro, simplemente “naturales”. Normalmente los naturales no usan medios formales de adquisición de información. Ellos simplemente “sienten” el target y su exactitud depende de lo bien que puedan hacerlo. Porque los naturales puede que no entiendan el …

Anterior     – pag. 8 –     Siguiente

Manual de SRV © – Página 6

 

Anterior     – pag. 6 –     Siguiente
Nueva traducción revisada 2013

Existen tres tipos de sesiones de SRV monitorizadas. La información de Tipo 4 se genera cuando el monitor conoce el target pero sólo comunica al viewer las coordenadas del objetivo. Esta clase de sesiones monitorizadas se usan frecuentemente durante la formación. Los datos de Tipo 4 también pueden ser muy útiles desde la perspectiva de la investigación, ya que el monitor tiene la máxima cantidad de información con la que poder dirigir al visor remoto. En estas sesiones, el monitor le dice al viewer lo que debe que hacer, donde mirar y donde ir. Esto le permite al viewer desconectar totalmente de los recursos de su mente analítica, mientras el monitor realiza todo el análisis.

Uno de los problemas que tienen los practicantes avanzados con la información de Tipo 4, es que sus capacidades telepáticas se han vuelto tan sensibles que pueden ser guiados durante la sesión por los pensamientos del monitor. Incluso pequeños movimientos, ligeros gruñidos, cambios en la respiración, o cualquier otra señal, por leve que sea, puede ser interpretada como una forma sutil de guiado por parte del monitor, pudiendo contaminar la información. Para eliminar estos problemas, las sesiones avanzadas que son monitorizadas, acostumbran a realizarse bajo condiciones doble-ciego (double-blind), obteniendo así información Tipo 5.

 Información Tipo 5

Para este nivel, ambos: viewer y monitor; trabajan en modo ciego (blind) y el target puede venir de una agencia externa o ser elegido por un ordenador, de una lista de objetivos. Las sesiones conducidas bajo estas condiciones por visores muy experimentados suelen ser altamente fiables. Uno de los inconvenientes de dichas sesiones es que (durante estas) el monitor no tiene la posibilidad de indagar sobre la información más relevante. Para hacer frente a esta limitación, antes de la sesión se le suele proporcionar un guión al monitor. Estos guiones no contienen información que identifican al objetivo, pero sí le dan instrucciones claras sobre que procedimientos y ejercicios de movimiento deben hacerse (y en qué orden).

Información Tipo 6

Estos datos vienen de las sesiones en las que los dos, tanto el monitor como el viewer tienen a la vista la información sobre el objetivo (front-loading). Esta clase de sesiones se usaron ocasionalmente cuando había muy pocos visores y monitores formados profesionalmente, la información debía obtenerse rápidamente y no había nadie más disponible para trabajar en la sesión, por ejemplo un tasker. En la actualidad prácticamente no se utilizan datos de Tipo 6.

LA EXPERIENCIA DE LA VISIÓN REMOTA

Cuando los principiantes están relajados y libres de estrés, perciben un objetivo con una claridad …

Anterior     – pag. 6 –     Siguiente

Muere Ingo Swann, pionero de la Visión Remota e investigador de estados de conciencia no-ordinarios

 

Fuente: Pijama Surf

Ingo Swann, el padre de la visión remota moderna murió el 31 de enero, a los 79 años. Swann fue pieza fundamental en el programa de investigación de fenómenos psíquicos de la Universidad de Stanford y la CIA.

Ingo Swann Ingo Swann, una de las figuras más prominentes en la investigación de fenómenos psíquicos en las últimas décadas, murió hoy a los 79 años de edad, según informó su amigo y colega Paul Smith. Swann fue parte primordial del programa piloto de la CIA y el Stanford Research Institute que desarrolló las bases de lo que hoy se conoce como visión remota, un tipo de clarividencia en el que un sujeto dirige su atención a un lugar distante para obtener información puntual del mismo.

 Más allá de tener supuestas habilidades psíquicas, Swann diseñó numerosos experimentos y condujo investigaciones sobre estados de conciencia no-ordinarios (se le apodó “el psíquico científico”). Mientras que la CIA sólo parecía tener interés en la existencia de fenómenos psíquicos, para usarlos en la guerra o en el espionaje, Swann intentó describrir los mecanismos que los hacían posibles, encontrando un paralelo con los siddhis del hinduísmo.

Swann fue parte del proyecto Stargate de la CIA, al mando del DR. H.E. Puthoff y Russell Targ, científicos que en reiteradas ocasiones manifestaron haber comprobado que Swann tenía habilidades psíquicas. El caso más famoso fue en el lanzamiento del proyecto cuando Swann pidió realizar un experimento de visión remota en Júpiter. Según los documentos de este experimento, Swann observó los anillos de Júpiter, auroras, cristales de hielo y otros fenómenos antes de que la sonda Voyager los hubiera descubierto. Algunas personas, sin embargo, consideran que las descripciones de Swann no son pruebas concluyentes de esta habilidad.

En su libro autobiográfico Penetration: The Question of Extraterrestial and Human Telepathy, Swann expone una visión quizás extraña para muchas personas, sugiriendo que el mundo esta poblado por androides extraterrestres encubiertos, y, como podría esperarse, suscribe a la creencia new de age de que es posible recibir comunicación de seres interestelares.

Según Paul Smith, Ingo se encontraba trabajando en un nuevo libro que intentaría explicar los procesos mentales detrás de los fenómenos psíquicos, la labor que más lo mistificó a lo largo de sus días.

Fuente: Pijama Surf
Enlace: http://pijamasurf.com/2013/02/muere-ingo-swann-pionero-de-la-vision-remota-e-investigador-de-estados-de-conciencia-no-ordinarios/

Manual de SRV © – Página 5

 

Anterior     – pag. 5 –     Siguiente
Nueva traducción revisada 2013

… una persona llamada “monitor”, explicado abajo. La tercera viene determinada por como se elige el target.

Información Tipo 1

Cuando un remote viewer realiza una sesión en solitario, las condiciones de obtención de información se conocen como “solo”. Cuando la sesión es de tipo solo y el viewer elige el objetivo (y por lo tanto tiene conocimiento previo de este), la información es llamada de Tipo 1.

Conocer el target por anticipado recibe el nombre de “front loading” (que podríamos traducir como “carga frontal”, “a la vista”  o “descubierta”). El uso del Front loading apenas es necesario y en general debe evitarse, pero a veces un visor remoto realmente necesita saber algo acerca de un objetivo conocido y no tiene otra alternativa. Desde el punto de vista práctico estas sesiones son muy difíciles de llevar a cabo. La mente consciente del viewer puede contaminar los datos más fácilmente, porque el visor puede tener nociones preconcebidas del objetivo. Es muy poco habitual que incluso un viewer avanzado intente este tipo de sesiones. Cualquier resultado se considera sospechoso y se intenta corroborar con datos obtenidos en otras sesiones, realizadas bajo condiciones ciegas (“blind“). (Ver Información Tipo 2).

Información Tipo 2

Cuando el target se selecciona al azar de una lista predeterminada de objetivos, los datos se denominan de “Tipo 2”. Para ello, un ordenador (o un intermediario humano) suele proporcionar al visor remoto, sólo las coordenadas del target. Incluso si el viewer conoce la lista de objetivos, porque a veces puede haber participado en su creación, sólo el ordenador sabe que número de coordenadas están asociadas a cada objetivo. Se dice que el visor está realizando una sesión ciega, lo que significa no tener conocimiento previo del objetivo.

Información Tipo 3

Otra clase de sesiones ciegas de tipo solo, se usan para recoger información de Tipo 3. En este caso el target es elegido por una persona (llamada Tasker). Durante el aprendizaje, los viewers (rara vez) deben recibir alguna información limitada respecto al target – quizás tan solo si el objetivo es un lugar o un acontecimiento. Normalmente a los viewers avanzados no se les da nada más que las coordenadas del target.

Las sesiones de tipo solo, pueden proporcionar información valiosa respecto al target, pero los nuevos alumnos a menudo encuentran que pueden obtener información más exhaustiva cuando alguien les guía. Esta otra persona se llama “monitor”, y las sesiones monitorizadas pueden ser acontecimientos espectacularmente interesantes para los nuevos visores remotos.

Información Tipo 4

Anterior     – pag. 5 –     Siguiente

Manual de SRV © – Página 4

  

Anterior     – pag. 4 –     Siguiente
Nueva traducción revisada 2013

LOS PROTOCOLOS SRV

La Scientific Remote Viewing (Visión Remota Científica) tiene cinco fases distintas, que siguen una tras otra durante una sesión de SRV. En cada fase, el visor (viewer) es llevado a una asociación más cercana o diferente con el objetivo. SRV se realiza con un bolígrafo sobre hojas de papel en blanco, escribiendo, haciendo dibujos y símbolos que representan aspectos del objetivo. Entonces el visor prueba estas marcas, tocándolas con el bolígrafo, para sentir cualquier idea intuitiva. Puesto que la mente subespacial percibe todos los aspectos a la vez, probar una marca es una forma de focalizar la atención en el aspecto deseado.

Las cinco fases del proceso de la SRV son los siguientes:

• Fase 1: Esta establece el contacto inicial con el objetivo. También crea una pauta para la adquisición y exploración de información que continuará en fases posteriores. Esta es la única fase que usa directamente las coordenadas del objetivo. Una vez se ha establecido el contacto inicial, las coordenadas ya no serán necesarias. La Fase 1 comprende esencialmente el dibujo y decodificación de lo que llamamos un “ideograma” con el fin de determinar las características primitivas descriptivas del objetivo.

• Fase 2: Esta fase incrementa el contacto del viewer con el lugar. La información obtenida en esta fase cuenta con los cinco sentidos: iodo, tacto, vista, gusto y olfato. Esta fase también obtiene las primeras magnitudes que están relacionadas con las dimensiones del target.

• Fase 3: Esta fase es un bosquejo del objetivo.

• Fase 4: En esta fase el contacto con el objetivo es más detallado. Se le concede un control significativo a la mente subespacial para resolver el problema de visión remota, al permitirle dirigir el flujo de información hacia la mente consciente.

• Fase 5: En esta fase el visor remoto puede conducir algunas exploraciones guiadas del target que podrían ser potencialmente demasiado dominantes para ser aceptadas en la Fase 4. La Fase 5 incluye procedimientos especializados que pueden incrementar notablemente la productividad de una sesión. Por ejemplo, un procedimiento de la Fase 5 es un croquis de localización, en el que el viewer localiza el objetivo en relación a un área geográfica determinada, como por ejemplo los Estados Unidos.

Categorías de Información de Visión Remota

 La información de visión remota puede obtenerse bajo una variedad de condiciones, y la naturaleza de esas condiciones producen diferentes categorías de información o datos. Hay seis categorías diferentes de información y tres características que distinguen estos tipos de información. La primera característica distintiva es la cantidad de información que el viewer tiene sobre el objetivo, antes de iniciar la sesión. La segunda es si el visor trabaja o no con …

Anterior     – pag. 4 –     Siguiente

Cursos de Visión Remota en España

Visión Remota Spain

Visión Remota SpainVisión Remota Spain (VisiónRemota.es) organiza los primeros cursos de Visión Remota en España. Los cursos tendrán lugar en Madrid y Barcelona, el próximo mes de Abril 2013.

Para más información puedes visitar su web http://www.visionremota.es.
En ella también encontrarás secciones como:
– Historia de la VR
Sus aplicaciones
 Preguntas frecuentes
– etc.