Manual de SRV © – Página 8

 

Anterior     – pag. 8 –     Siguiente
Traducción 2011

El subespacio humano no trasmite al cerebro imágenes claras de alta resolución, y este hecho es útil en el proceso de aprendizaje de SRV. Si un estudiante afirma que el o ella percibe una imagen clara del objetivo, será casi seguro que esta imagen se haya originado en la imaginación del visor en lugar de producirse desde el subespacio.

Esto no significa que la experiencia de visión remota, de relativa baja resolución, sea inferior a una experiencia visual basada en la visión ocular. Recuerde que el total de los cinco sentidos -más el sentido del reino subespacial- opera durante el proceso de visión remota. De esta manera es posible obtener una gran cantidad de información diversa y de penetración. La experiencia de ver remotamente es sencillamente diferente de la experiencia física de la observación, no siendo ni superior ni inferior.

El contacto de un visor remoto con un target puede ser tan íntimo que se usa el nuevo término “bilocación” para describir la experiencia. Aproximadamente a la mitad de una sesión, el visor remoto a menudo empieza a sentir que el o ella está en dos lugares a la vez. La velocidad a la que se recibe la información en este punto, normalmente es muy rápida y el viewer tiene que registrar tanta como le sea posible en un periodo de tiempo relativamente corto.

 

 La experiencia ha demostrado que cada visor es atraído hacia ciertos aspectos de cada target, y no todos son atraídos por el mismo aspecto. Un visor puede percibir la condición psicológica de la gente que está en el lugar del objetivo, mientras que otro visor puede fijarse en su salud física. Otro viewer puede concentrarse en los atributos físicos del entorno local del objetivo.  Por ejemplo, una vez asigné a un grupo de estudiantes un target correspondiente a la explosión de una bomba. Uno de los alumnos era un Doctor y otro era un fotógrafo. Cuando terminó la sesión recibí el trabajo de cada estudiante.

La clase entera había percibido el incidente de la bomba, pero el Doctor describía detalladamente las características físicas de las víctimas, incluyendo todos sus problemas médicos resultantes de la explosión. Por otro lado, la sesión del fotógrafo se leía más como un análisis detallado de las características físicas del evento, incluyendo una
descripción precisa del terreno geográfico donde tuvo lugar la explosión.

De este modo, los visores remotos entran en una sesión con lo que ya tienen -sus propias personalidades- Los visores avanzados equilibran esas atracciones porque su entrenamiento está diseñado para extraer una colección comprensible de datos. Pero incluso bajo las mejores circunstancias, es inevitable cierto grado de enfoque personal en cada visor.

Por esta razón, para cualquier proyecto usamos una serie de visores remotos avanzados. Cada visor contribuirá con algo único al resultado total y un buen análisis puede poner juntas las piezas del puzzle para obtener el análisis más completo del objetivo.

Entonces, debes preguntar ¿quien debería ver remotamente?

En este campo hay una distinción entre naturales y visores entrenados. Generalmente nos referimos a los visores remotos naturales como “psíquicos”, o cuando el contexto es claro, simplemente “naturales”. Normalmente los naturales no usan medios formales de adquisición de información. Ellos simplemente “sienten” el target y su exactitud depende de lo bien que puedan hacerlo. Porque los naturales puede que no entiendan el …

Anterior     – pag. 8 –     Siguiente

Manual de SRV © – Página 6

 

Anterior     – pag. 6 –     Siguiente
Nueva traducción revisada 2013

Existen tres tipos de sesiones de SRV monitorizadas. La información de Tipo 4 se genera cuando el monitor conoce el target pero sólo comunica al viewer las coordenadas del objetivo. Esta clase de sesiones monitorizadas se usan frecuentemente durante la formación. Los datos de Tipo 4 también pueden ser muy útiles desde la perspectiva de la investigación, ya que el monitor tiene la máxima cantidad de información con la que poder dirigir al visor remoto. En estas sesiones, el monitor le dice al viewer lo que debe que hacer, donde mirar y donde ir. Esto le permite al viewer desconectar totalmente de los recursos de su mente analítica, mientras el monitor realiza todo el análisis.

Uno de los problemas que tienen los practicantes avanzados con la información de Tipo 4, es que sus capacidades telepáticas se han vuelto tan sensibles que pueden ser guiados durante la sesión por los pensamientos del monitor. Incluso pequeños movimientos, ligeros gruñidos, cambios en la respiración, o cualquier otra señal, por leve que sea, puede ser interpretada como una forma sutil de guiado por parte del monitor, pudiendo contaminar la información. Para eliminar estos problemas, las sesiones avanzadas que son monitorizadas, acostumbran a realizarse bajo condiciones doble-ciego (double-blind), obteniendo así información Tipo 5.

 Información Tipo 5

Para este nivel, ambos: viewer y monitor; trabajan en modo ciego (blind) y el target puede venir de una agencia externa o ser elegido por un ordenador, de una lista de objetivos. Las sesiones conducidas bajo estas condiciones por visores muy experimentados suelen ser altamente fiables. Uno de los inconvenientes de dichas sesiones es que (durante estas) el monitor no tiene la posibilidad de indagar sobre la información más relevante. Para hacer frente a esta limitación, antes de la sesión se le suele proporcionar un guión al monitor. Estos guiones no contienen información que identifican al objetivo, pero sí le dan instrucciones claras sobre que procedimientos y ejercicios de movimiento deben hacerse (y en qué orden).

Información Tipo 6

Estos datos vienen de las sesiones en las que los dos, tanto el monitor como el viewer tienen a la vista la información sobre el objetivo (front-loading). Esta clase de sesiones se usaron ocasionalmente cuando había muy pocos visores y monitores formados profesionalmente, la información debía obtenerse rápidamente y no había nadie más disponible para trabajar en la sesión, por ejemplo un tasker. En la actualidad prácticamente no se utilizan datos de Tipo 6.

LA EXPERIENCIA DE LA VISIÓN REMOTA

Cuando los principiantes están relajados y libres de estrés, perciben un objetivo con una claridad …

Anterior     – pag. 6 –     Siguiente

Manual de SRV © – Página 5

 

Anterior     – pag. 5 –     Siguiente
Nueva traducción revisada 2013

… una persona llamada “monitor”, explicado abajo. La tercera viene determinada por como se elige el target.

Información Tipo 1

Cuando un remote viewer realiza una sesión en solitario, las condiciones de obtención de información se conocen como “solo”. Cuando la sesión es de tipo solo y el viewer elige el objetivo (y por lo tanto tiene conocimiento previo de este), la información es llamada de Tipo 1.

Conocer el target por anticipado recibe el nombre de “front loading” (que podríamos traducir como “carga frontal”, “a la vista”  o “descubierta”). El uso del Front loading apenas es necesario y en general debe evitarse, pero a veces un visor remoto realmente necesita saber algo acerca de un objetivo conocido y no tiene otra alternativa. Desde el punto de vista práctico estas sesiones son muy difíciles de llevar a cabo. La mente consciente del viewer puede contaminar los datos más fácilmente, porque el visor puede tener nociones preconcebidas del objetivo. Es muy poco habitual que incluso un viewer avanzado intente este tipo de sesiones. Cualquier resultado se considera sospechoso y se intenta corroborar con datos obtenidos en otras sesiones, realizadas bajo condiciones ciegas (“blind“). (Ver Información Tipo 2).

Información Tipo 2

Cuando el target se selecciona al azar de una lista predeterminada de objetivos, los datos se denominan de “Tipo 2”. Para ello, un ordenador (o un intermediario humano) suele proporcionar al visor remoto, sólo las coordenadas del target. Incluso si el viewer conoce la lista de objetivos, porque a veces puede haber participado en su creación, sólo el ordenador sabe que número de coordenadas están asociadas a cada objetivo. Se dice que el visor está realizando una sesión ciega, lo que significa no tener conocimiento previo del objetivo.

Información Tipo 3

Otra clase de sesiones ciegas de tipo solo, se usan para recoger información de Tipo 3. En este caso el target es elegido por una persona (llamada Tasker). Durante el aprendizaje, los viewers (rara vez) deben recibir alguna información limitada respecto al target – quizás tan solo si el objetivo es un lugar o un acontecimiento. Normalmente a los viewers avanzados no se les da nada más que las coordenadas del target.

Las sesiones de tipo solo, pueden proporcionar información valiosa respecto al target, pero los nuevos alumnos a menudo encuentran que pueden obtener información más exhaustiva cuando alguien les guía. Esta otra persona se llama “monitor”, y las sesiones monitorizadas pueden ser acontecimientos espectacularmente interesantes para los nuevos visores remotos.

Información Tipo 4

Anterior     – pag. 5 –     Siguiente

Manual de SRV © – Página 4

  

Anterior     – pag. 4 –     Siguiente
Nueva traducción revisada 2013

LOS PROTOCOLOS SRV

La Scientific Remote Viewing (Visión Remota Científica) tiene cinco fases distintas, que siguen una tras otra durante una sesión de SRV. En cada fase, el visor (viewer) es llevado a una asociación más cercana o diferente con el objetivo. SRV se realiza con un bolígrafo sobre hojas de papel en blanco, escribiendo, haciendo dibujos y símbolos que representan aspectos del objetivo. Entonces el visor prueba estas marcas, tocándolas con el bolígrafo, para sentir cualquier idea intuitiva. Puesto que la mente subespacial percibe todos los aspectos a la vez, probar una marca es una forma de focalizar la atención en el aspecto deseado.

Las cinco fases del proceso de la SRV son los siguientes:

• Fase 1: Esta establece el contacto inicial con el objetivo. También crea una pauta para la adquisición y exploración de información que continuará en fases posteriores. Esta es la única fase que usa directamente las coordenadas del objetivo. Una vez se ha establecido el contacto inicial, las coordenadas ya no serán necesarias. La Fase 1 comprende esencialmente el dibujo y decodificación de lo que llamamos un “ideograma” con el fin de determinar las características primitivas descriptivas del objetivo.

• Fase 2: Esta fase incrementa el contacto del viewer con el lugar. La información obtenida en esta fase cuenta con los cinco sentidos: iodo, tacto, vista, gusto y olfato. Esta fase también obtiene las primeras magnitudes que están relacionadas con las dimensiones del target.

• Fase 3: Esta fase es un bosquejo del objetivo.

• Fase 4: En esta fase el contacto con el objetivo es más detallado. Se le concede un control significativo a la mente subespacial para resolver el problema de visión remota, al permitirle dirigir el flujo de información hacia la mente consciente.

• Fase 5: En esta fase el visor remoto puede conducir algunas exploraciones guiadas del target que podrían ser potencialmente demasiado dominantes para ser aceptadas en la Fase 4. La Fase 5 incluye procedimientos especializados que pueden incrementar notablemente la productividad de una sesión. Por ejemplo, un procedimiento de la Fase 5 es un croquis de localización, en el que el viewer localiza el objetivo en relación a un área geográfica determinada, como por ejemplo los Estados Unidos.

Categorías de Información de Visión Remota

 La información de visión remota puede obtenerse bajo una variedad de condiciones, y la naturaleza de esas condiciones producen diferentes categorías de información o datos. Hay seis categorías diferentes de información y tres características que distinguen estos tipos de información. La primera característica distintiva es la cantidad de información que el viewer tiene sobre el objetivo, antes de iniciar la sesión. La segunda es si el visor trabaja o no con …

Anterior     – pag. 4 –     Siguiente

Manual de SRV © – Página 3

 

Anterior     – pag. 3 –     Siguiente
Nueva traducción revisada 2013

… causalmente.

Por ejemplo, cuando alguien enciende un ordenador, se necesita un tiempo para que la máquina arranque. Cuando en el instituto se enseña visión remota a los nuevos alumnos, aprovechamos el hecho de que hay un retraso aproximado de tres segundos entre el instante en que la mente del subespacio obtiene la información, y el momento en que la mente consciente puede reaccionar a esta información. Por un lado, aparentemente, la mente subespacial tiene conocimiento instantáneo de cualquier fragmento deseado de información. En general el alumno novel, usando los protocolos de SRV, digamos que pasa a través de una lista de cientos de cosas, básicamente en un fragmento de tres segundos para cada una. Las tareas llevadas a cabo en los protocolos, han sido diseñadas cuidadosamente para que al final de la sesión produzcan una imagen lo más precisa posible de la mayor parte del target (objetivo).

En este momento es importante hacer hincapié en que no debe haber ninguna desviación de la gramática de los protocolos. Esto es especialmente importante para los principiantes. Si hay una variación, uno solo debe recordar que es la mente consciente la que diseña esta desviación. Cuando esto ocurre, la mente subespacial pierde el control de la sesión y los datos de esa parte de la sesión, a menudo suelen ser inútiles.

COORDENADAS DEL OBJETIVO

Scientific Remote Viewing siempre se centra en un objetivo o target. Un target puede ser casi cualquier cosa sobre la que se desee información. Normalmente los objetivos son lugares, eventos o personas, pero practicantes más avanzados de RV también trabajan con targets más desafiantes.

Una sesión de SRV empieza ejecutando una serie de procedimientos que utilizan las coordenadas del objetivo. Estas son esencialmente dos números de cuatro cifras generados aleatoriamente (al azar), que se asignan al target. El visor remoto (remote viewer) no sabe cual es el objetivo que representan las coordenadas, aunque la amplia experiencia ha demostrado que la mente subespacial conoce el objetivo inmediatamente, nada más darle los números de las coordenadas. Al viewer no se le informa de la identidad del objetivo hasta que la sesión ha finalizado.

Cuando hago visión remota, lo único que se me entrega antes del inicio de mi sesión es un fax o un correo electrónico de mi “tasker” dándome las coordenadas del objetivo. El tasker es alguien que asigna un objetivo. Por ejemplo, si el objetivo fuera el Taj Mahal, no se me pediría que visualizara remotamente el Taj Mahal, porque esto podría activar todo la información que mi mente consciente posee sobre esta estructura, lo que significaría que tendría dificultades para diferenciar entre la información obtenida de la visión remota y la proveniente de mi memoria o imaginación. En cambio, el tasker puede decirme que los números son, 1234/5678. Mi mente consciente no puede saber el objetivo al que estos números están asociados, pero mi mente subespacial ya sabría el objetivo inmediatamente. Una sesión productiva podría incluir entonces unos buenos bocetos de la estructura, o (por lo menos) algunos aspectos de esta, junto con información escrita que describiría el edificio y sus alrededores, incluyendo la gente que puede estar dentro o cerca del edificio.

Anterior     – pag. 3 –     Siguiente

Manual de SRV © – Página 2

 

Anterior     – pag. 2 –     Siguiente
Nueva traducción revisada 2013

La mente subespacial, la inteligencia del alma, percibe y procesa la información de forma distinta a la mente física. Todas las evidencias sugieren que la mente subespacial está omnipresente a través del tiempo y del espacio. Está en todas partes a la vez. Usando las posibilidades de la mente subespacial, la visión remota sólo conlleva el cambio de la conciencia de un tiempo y lugar a otro. No vas a ningún sitio cuando ves remotamente. No dejas tu cuerpo físico. No induces un estado alterado de conciencia. Solo sigues una serie de procedimientos que te permiten cambiar tu conciencia de un área de tu inteligencia a otra.

Sin embargo, como seres físicos, debemos traducir la información percibida por nuestro aspecto subespacial en palabras físicas, dibujos y símbolos para que esta información pueda ser transmitida a otras personas, dentro del mundo físico. La Scientific Remote Viewing (Visión Remota Científica) facilita esta traducción. Ver de forma remota sería imposible en ausencia del alma humana, de la misma forma que es físicamente imposible para la mente consciente de un individuo, el percibir las cosas sin algún tipo de contacto físico.

COMUNICACIÓN CON EL ALMA

Una comunicación a nivel del alma no es tan fácil como podría pensarse inicialmente. Por un lado, la comunicación con el alma es tan natural como respirar. Si bien los principios teóricos sobre como se realiza esto son bastante simples, saber con cierto grado de certeza que la comunicación es precisa, es más difícil.

La información del subespacio tiene una esencia claramente diferente de la obtenida por los cinco sentidos físicos. Es mucho más sutil y delicada. Por esta razón, la entrada de información sensorial proveniente de estos cinco sentidos, debe ser reducida al mínimo, tanto inmediatamente antes como durante una sesión de visión remota. Es por ese motivo por el que una sesión empieza con la meditación u otros procedimientos para calmar la mente, para así poder alejar a la conciencia de los sentidos físicos.

Los cinco sentidos físicos no son los únicos obstáculos a los que se enfrenta la visión remota. El pensamiento, los procesos de juicio y evaluación de la mente consciente también pueden impedir el éxito. La mente consciente puede contaminar la información que ha sido percibida con exactitud. Durante la sesión de visión remota, la cantidad de información que la mente consciente tenga sobre el target (objetivo), debe ser minimizada.

A la información que viene de la mente subespacial se le suele llamar “intuición”. Es una sensación sobre algo sobre lo que no se podría tener conocimiento a través de un nivel físico de existencia. Por ejemplo, muchas madres dicen que saben cuando sus hijos se encuentran en problemas. Lo sienten en sus huesos, por así decirlo, incluso cuando no se les ha dicho nada respecto a la situación de sus hijos. SRV sistematiza la lectura de la intuición.

Usando SRV, la información de la mente subespacial se registra antes de que la mente consciente tenga la oportunidad de interferir usando sus procesos intelectuales normales, como son el razonamiento o la imaginación. En casi todos los fenómenos físicos, existe un tiempo de retardo entre eventos conectados secuencial y …

Anterior     – pag. 2 –     Siguiente

Manual de SRV © – Página 1

 

Anterior     – pag. 1 –     Siguiente 
Nueva traducción revisada 2013

Visión Remota Científica (SRV)

Una vista general

El método de visión remota en el que nos centramos aquí, empezó a desarrollarse formalmente en 1996 debido a la búsqueda que fue y sigue siendo dirigida por The Farsight Institute. Este es un instituto de investigación y educación sin ánimo de lucro, situado en Atlanta, Georgia, que se dedica al continuo desarrollo de la ciencia de la consciencia, usando la visión remota como principal herramienta de investigación. Yo soy el director del instituto.
Muchas de la investigaciones que se llevan a cabo están disponibles en Internet, de forma gratuita, en el sitio web del Instituto, http://www.farsight.org

Como base de toda la investigación está la hipótesis de que todos los humanos son seres compuestos. Esto significa que tenemos dos aspectos fundamentales: el alma y el cuerpo. En el lenguaje actual de la visión remota, el alma recibe el nombre de “aspecto subespacial” (o subespacio) de una persona. El ámbito físico de la materia sólida está a la vez separado y conectado con el subespacio. Una vez expiran nuestros cuerpos físicos, dejamos de ser seres compuestos y continuamos nuestra existencia como entidades subespaciales.

Mientras somos seres compuestos, los estímulos físicos tienden a dominar nuestra conciencia. Esto significa que nuestros cinco sentidos (gusto, tacto, vista, oído y olfato) ensombrecen la conciencia más intuitiva originada desde el lado subespacial. En términos prácticos, esto significa que la mayoría de la gente no es consciente de que siempre ha tenido un aspecto subespacial. En pocas palabras, las voces del alma son ensordecidas por el alboroto de nuestros cinco sentidos.

Para abrirse paso a través de este ruido, son necesarias técnicas especializadas. En general estas técnicas se centran en llevar a la conciencia de una persona, lejos de los cinco sentidos físicos. No es necesario forzar el cambio de nuestra conciencia hacia el aspecto subespacial. Esto sucede automáticamente en el momento en el que la conciencia de una persona deja de estar unida al lado físico de la vida.

Por esta razón, recomiendo combinar la práctica de visión remota con la práctica de la meditación. La forma de meditación que yo utilizo es la Meditación Trascendental (MT), o el programa más avanzado MT-Sidhi. Mi preferencia está basada en el hecho de que la MT es un procedimiento mecánico y no requiere de creencias o religiones, asociados. La mecánica de la MT también es bastante relajante y desestresante. De nuevo, estas son solo mis preferencias. Mucha gente participa en otros programas para el desarrollo de la conciencia, también ha aprendido visión remota.

Ver remotamente es un proceso natural de una mente profundamente calmada. La percepción remota funciona mejor cuando no se fuerza de ninguna manera. Yo he dicho a menudo que los antiguos videntes fueron nuestros primeros astronautas humanos. Mientras estaban en un estado profundamente relajado, dejaban vagar sus mentes a través de la fábrica del universo y algunos percibían lo que estaba allí, con una precisión sorprendente.

Anterior     – pag. 1 –     Siguiente