Hemisferio Izquierdo

 

Por: Dr. Horacio Krell
Fuente: http://www.ilvem.com

 El hemisferio izquierdo compite o coopera con el derecho

En el cerebro humano, el hemisferio izquierdo se ocupa de la aritmética, la lógica y el habla, atiende a las entidades discretas. El cerebro analógico es el derecho, se conecta con entidades de variación continua, como la imagen, donde interviene la semejanza con la cosa. El hemisferio izquierdo es digital, su código es la palabra, y la palabra no se parece a la cosa, la relación es arbitraria.

El hemisferio derecho captura la semejanza, la imagen de mi casa se parece a mi casa, el hemisferio izquierdo usa la palabra casa, cuya relación es indirecta . La información circula de un hemisferio al otro mediante fibras nerviosas denominadas cuerpo calloso. Con el tiempo, uno de los hemisferios se torna dominante. El hemisferio izquierdo trata con la palabra y sus derivados: la lógica y el cálculo. El derecho se conecta con lo real, con el movimiento, y con el tacto. Uniendo sus fortalezas, aumentamos nuestra capacidad. Veamos un ejemplo contrario, no lea la palabra, repita el color:

NEGRO ROJO VERDE AZUL MARRÓN ROJO VERDE

En este caso los hemisferios compiten. Mientras el hemisferio izquierdo quiere leer la palabra, el hemisferio derecho se concentra en el color.

El hemisferio izquierdo es lógico, procesa secuencial y linealmente, forma el todo a partir de las partes, se ocupa de analizar los detalles, piensa en palabras y en números. El hemisferio derecho es holístico, procesa globalmente, va del todo a las partes, es intuitivo, piensa en imágenes. Cuando seleccionamos información lo hacemos en función de nuestro interés. Pero también influye el sistema de representación. Las personas visuales perciben imágenes, los auditivos: voces, sonidos, los kinestésicos sensaciones. La mayoría de la gente representa de manera desigual.

Los sistemas de representación no son neutrales, ni buenos ni malos, pero si más o menos eficaces según a lo que se aplican. Cuando la tarea es un todo, el hemisferio cerebral derecho, aprecia el conjunto, como en el reconocimiento de caras. Este tipo de tareas no demanda mucho esfuerzo, nuestro hemisferio derecho es rápido. Cuando la tarea es compleja, el hemisferio izquierdo la asume, ya que su especialidad es el análisis, como cuando describimos las características de un rostro. En este caso se ocupa el hemisferio izquierdo, que además comunica verbalmente, lo que implica su poder de abstracción. El hemisferio izquierdo es “lento pero seguro”.  Normalmente, los hemisferios comparten su información, y, aunque en tareas específicas utilizamos uno, el otro siempre se entera.

Cuando no somos capaces de planificar y debemos analizar en poco tiempo, el hemisferio izquierdo se da cuenta, que su compañero derecho es rápido pero impreciso. Para los pequeños, la educación tiene en cuenta la potencialidad de la inteligencia no verbal, con ejercicios gestuales, canto, dibujo, marchas y bailes, juegos de mimo, trabajos manuales. Este programa contiene el aprendizaje inconsciente y experiencias que el niño ha iniciado desde la cuna. De repente, en la escuela secundaria, la educación se vuelve abstracta e intelectual y apela a la inteligencia verbal, al concepto y se remite sólo a los modos de expresión característicos de la lengua. Entonces se produce la ruptura, y quienes no se adaptan al nuevo sistema se convierten en «malos alumnos». Esto no quiere decir que sean menos inteligentes, ya que la literatura y la vida abundan en ejemplos de “malos alumnos” que brillan por su imaginación y su creatividad.

Usted puede resolver este acertijo: “Es posible legalmente que una persona se case con la hermana de su viuda”, usando su hemisferio izquierdo. Entonces adoptará la vía del razonamiento lógico y llegará de premisas a conclusiones. Por ejemplo dirá:
La persona está muerta. En consecuencia no puede casarse. Pero si usa su hemisferio derecho imaginará la tumba de la persona y a su viuda llorando y derivará la misma conclusión. Por lo visto, tenemos dos modos complementarios de conocer y pensar, cómo si poseyéramos dos cerebros. La gimnasia mental neuróbica es la metodología para entrenar ambos hemisferios cerebrales en sus funciones y en la sinergia positiva que logran, cuando aprenden a trabajar en equipo.

La Visión Remota y las bases OVNIs Subterraneas

Mundo Desconocido.com

La llamada Visión Remota, fue un experimento llevado a la practica hace casi 30 años por la CIA, en la práctica se basaba en acceder “astralmente” a zonas inaccesibles por los espías o los satélites, de manera resumida comentaré que la CIA seleccionó a varios candidatos cuyo perfil era mas adecuado para el “desdoblamiento astral”, de ese modo, el sujeto se sentaba en una habitación especial, se relajaba profundamente y conseguía separar su cuerpo astral del físico, este proceso permitía acceder a lugares remotos y posteriormente dibujar lo que el agente entrenado había visto.

Parece ciencia ficción pero es absolutamente real, de hecho, varias misiones de rescate de rehenes, vigilancia de silos nucleares, espionaje de tecnología submarina de la antigua URSS así … seguir leyendo

Fuente: Mundo Desconocido.com
Enlace: http://mundodesconocido.com/WordPress/?p=5

Manual de SRV © – Página 3

 

Anterior     – pag. 3 –     Siguiente
Nueva traducción revisada 2013

… causalmente.

Por ejemplo, cuando alguien enciende un ordenador, se necesita un tiempo para que la máquina arranque. Cuando en el instituto se enseña visión remota a los nuevos alumnos, aprovechamos el hecho de que hay un retraso aproximado de tres segundos entre el instante en que la mente del subespacio obtiene la información, y el momento en que la mente consciente puede reaccionar a esta información. Por un lado, aparentemente, la mente subespacial tiene conocimiento instantáneo de cualquier fragmento deseado de información. En general el alumno novel, usando los protocolos de SRV, digamos que pasa a través de una lista de cientos de cosas, básicamente en un fragmento de tres segundos para cada una. Las tareas llevadas a cabo en los protocolos, han sido diseñadas cuidadosamente para que al final de la sesión produzcan una imagen lo más precisa posible de la mayor parte del target (objetivo).

En este momento es importante hacer hincapié en que no debe haber ninguna desviación de la gramática de los protocolos. Esto es especialmente importante para los principiantes. Si hay una variación, uno solo debe recordar que es la mente consciente la que diseña esta desviación. Cuando esto ocurre, la mente subespacial pierde el control de la sesión y los datos de esa parte de la sesión, a menudo suelen ser inútiles.

COORDENADAS DEL OBJETIVO

Scientific Remote Viewing siempre se centra en un objetivo o target. Un target puede ser casi cualquier cosa sobre la que se desee información. Normalmente los objetivos son lugares, eventos o personas, pero practicantes más avanzados de RV también trabajan con targets más desafiantes.

Una sesión de SRV empieza ejecutando una serie de procedimientos que utilizan las coordenadas del objetivo. Estas son esencialmente dos números de cuatro cifras generados aleatoriamente (al azar), que se asignan al target. El visor remoto (remote viewer) no sabe cual es el objetivo que representan las coordenadas, aunque la amplia experiencia ha demostrado que la mente subespacial conoce el objetivo inmediatamente, nada más darle los números de las coordenadas. Al viewer no se le informa de la identidad del objetivo hasta que la sesión ha finalizado.

Cuando hago visión remota, lo único que se me entrega antes del inicio de mi sesión es un fax o un correo electrónico de mi “tasker” dándome las coordenadas del objetivo. El tasker es alguien que asigna un objetivo. Por ejemplo, si el objetivo fuera el Taj Mahal, no se me pediría que visualizara remotamente el Taj Mahal, porque esto podría activar todo la información que mi mente consciente posee sobre esta estructura, lo que significaría que tendría dificultades para diferenciar entre la información obtenida de la visión remota y la proveniente de mi memoria o imaginación. En cambio, el tasker puede decirme que los números son, 1234/5678. Mi mente consciente no puede saber el objetivo al que estos números están asociados, pero mi mente subespacial ya sabría el objetivo inmediatamente. Una sesión productiva podría incluir entonces unos buenos bocetos de la estructura, o (por lo menos) algunos aspectos de esta, junto con información escrita que describiría el edificio y sus alrededores, incluyendo la gente que puede estar dentro o cerca del edificio.

Anterior     – pag. 3 –     Siguiente

Manual de SRV © – Página 2

 

Anterior     – pag. 2 –     Siguiente
Nueva traducción revisada 2013

La mente subespacial, la inteligencia del alma, percibe y procesa la información de forma distinta a la mente física. Todas las evidencias sugieren que la mente subespacial está omnipresente a través del tiempo y del espacio. Está en todas partes a la vez. Usando las posibilidades de la mente subespacial, la visión remota sólo conlleva el cambio de la conciencia de un tiempo y lugar a otro. No vas a ningún sitio cuando ves remotamente. No dejas tu cuerpo físico. No induces un estado alterado de conciencia. Solo sigues una serie de procedimientos que te permiten cambiar tu conciencia de un área de tu inteligencia a otra.

Sin embargo, como seres físicos, debemos traducir la información percibida por nuestro aspecto subespacial en palabras físicas, dibujos y símbolos para que esta información pueda ser transmitida a otras personas, dentro del mundo físico. La Scientific Remote Viewing (Visión Remota Científica) facilita esta traducción. Ver de forma remota sería imposible en ausencia del alma humana, de la misma forma que es físicamente imposible para la mente consciente de un individuo, el percibir las cosas sin algún tipo de contacto físico.

COMUNICACIÓN CON EL ALMA

Una comunicación a nivel del alma no es tan fácil como podría pensarse inicialmente. Por un lado, la comunicación con el alma es tan natural como respirar. Si bien los principios teóricos sobre como se realiza esto son bastante simples, saber con cierto grado de certeza que la comunicación es precisa, es más difícil.

La información del subespacio tiene una esencia claramente diferente de la obtenida por los cinco sentidos físicos. Es mucho más sutil y delicada. Por esta razón, la entrada de información sensorial proveniente de estos cinco sentidos, debe ser reducida al mínimo, tanto inmediatamente antes como durante una sesión de visión remota. Es por ese motivo por el que una sesión empieza con la meditación u otros procedimientos para calmar la mente, para así poder alejar a la conciencia de los sentidos físicos.

Los cinco sentidos físicos no son los únicos obstáculos a los que se enfrenta la visión remota. El pensamiento, los procesos de juicio y evaluación de la mente consciente también pueden impedir el éxito. La mente consciente puede contaminar la información que ha sido percibida con exactitud. Durante la sesión de visión remota, la cantidad de información que la mente consciente tenga sobre el target (objetivo), debe ser minimizada.

A la información que viene de la mente subespacial se le suele llamar “intuición”. Es una sensación sobre algo sobre lo que no se podría tener conocimiento a través de un nivel físico de existencia. Por ejemplo, muchas madres dicen que saben cuando sus hijos se encuentran en problemas. Lo sienten en sus huesos, por así decirlo, incluso cuando no se les ha dicho nada respecto a la situación de sus hijos. SRV sistematiza la lectura de la intuición.

Usando SRV, la información de la mente subespacial se registra antes de que la mente consciente tenga la oportunidad de interferir usando sus procesos intelectuales normales, como son el razonamiento o la imaginación. En casi todos los fenómenos físicos, existe un tiempo de retardo entre eventos conectados secuencial y …

Anterior     – pag. 2 –     Siguiente

Manual de SRV © – Página 1

 

Anterior     – pag. 1 –     Siguiente 
Nueva traducción revisada 2013

Visión Remota Científica (SRV)

Una vista general

El método de visión remota en el que nos centramos aquí, empezó a desarrollarse formalmente en 1996 debido a la búsqueda que fue y sigue siendo dirigida por The Farsight Institute. Este es un instituto de investigación y educación sin ánimo de lucro, situado en Atlanta, Georgia, que se dedica al continuo desarrollo de la ciencia de la consciencia, usando la visión remota como principal herramienta de investigación. Yo soy el director del instituto.
Muchas de la investigaciones que se llevan a cabo están disponibles en Internet, de forma gratuita, en el sitio web del Instituto, http://www.farsight.org

Como base de toda la investigación está la hipótesis de que todos los humanos son seres compuestos. Esto significa que tenemos dos aspectos fundamentales: el alma y el cuerpo. En el lenguaje actual de la visión remota, el alma recibe el nombre de “aspecto subespacial” (o subespacio) de una persona. El ámbito físico de la materia sólida está a la vez separado y conectado con el subespacio. Una vez expiran nuestros cuerpos físicos, dejamos de ser seres compuestos y continuamos nuestra existencia como entidades subespaciales.

Mientras somos seres compuestos, los estímulos físicos tienden a dominar nuestra conciencia. Esto significa que nuestros cinco sentidos (gusto, tacto, vista, oído y olfato) ensombrecen la conciencia más intuitiva originada desde el lado subespacial. En términos prácticos, esto significa que la mayoría de la gente no es consciente de que siempre ha tenido un aspecto subespacial. En pocas palabras, las voces del alma son ensordecidas por el alboroto de nuestros cinco sentidos.

Para abrirse paso a través de este ruido, son necesarias técnicas especializadas. En general estas técnicas se centran en llevar a la conciencia de una persona, lejos de los cinco sentidos físicos. No es necesario forzar el cambio de nuestra conciencia hacia el aspecto subespacial. Esto sucede automáticamente en el momento en el que la conciencia de una persona deja de estar unida al lado físico de la vida.

Por esta razón, recomiendo combinar la práctica de visión remota con la práctica de la meditación. La forma de meditación que yo utilizo es la Meditación Trascendental (MT), o el programa más avanzado MT-Sidhi. Mi preferencia está basada en el hecho de que la MT es un procedimiento mecánico y no requiere de creencias o religiones, asociados. La mecánica de la MT también es bastante relajante y desestresante. De nuevo, estas son solo mis preferencias. Mucha gente participa en otros programas para el desarrollo de la conciencia, también ha aprendido visión remota.

Ver remotamente es un proceso natural de una mente profundamente calmada. La percepción remota funciona mejor cuando no se fuerza de ninguna manera. Yo he dicho a menudo que los antiguos videntes fueron nuestros primeros astronautas humanos. Mientras estaban en un estado profundamente relajado, dejaban vagar sus mentes a través de la fábrica del universo y algunos percibían lo que estaba allí, con una precisión sorprendente.

Anterior     – pag. 1 –     Siguiente